Axel Pons in Divinity

Axel Pons featured in Divinity.

Las estadísticas oficiales dicen que Axel Pons, el hijo del mítico Sito Pons, no ha ganado ninguna carrera este año en Moto2. No es del todo cierto: el joven piloto se ha sacado una carrera en la Universidad, título del que pocos pueden alardear en el paddock. Deportista, estudiante y modelo, ya que la cámara le quiere casi tanto como él a la velocidad. Además este año va a ser aún más ‘rico, rico’…

Ha acabado el Mundial de MotoGP pero no nos olvidamos de los pilotos y de lo bien que nos lo han hecho pasar esta temporada. No ha sido un gran año para Axel Pons Ramón (9 de abril de 1991). Acabar en la 24º posición con apenas 5 puntos duele. Casi tanto como la operación a la que fue sometido este mismo año para corregir el síndrome compartimental que, obviamente, le restó opciones en el Mundial, pero para una persona tan competitiva como el hijo de Sito Pons esto no es excusa.

A todo ello hay que sumarle que su compañero de equipo Pol Espargaró ha ganado el título y el tercer piloto en Tuenti HP 40, Tito Rabat, se ha hecho con la tercera plaza. Aún así estuvo ahí para celebrar el campeonato con Pol, un éxito también para el equipo de Sito.

Pero ha llegado la hora de independizarse de su padre. Esta nueva temporada lo veremos corriendo en el Arguiñano & Gines Racing, un nuevo equipo creado por el carismático cocinero vasco con el que posa así de simpático en su cuenta de Twitter (@axel_pons).

“Estoy muy ilusionado con el proyecto. Supone un reto muy importante porque significa que dejo el equipo de mi padre y trabajaré con gente nueva… acabé mi etapa universitaria a mitad de año y estoy libre para comenzar sin preocupaciones colaterales”.

Porque Axel Pons es mucho más que un piloto de carreras. Cuatro años compaginando los libros y las motos que tuvieron su fruto el pasado julio, cuando el joven se ponía el birrete y recogía su diploma de graduado en Dirección de Empresas Tecnológicas en la Business Engineering School de la Salle. “Ha sido duro, como lo demuestra que casi nadie se atreve con el motociclismo de élite y los estudios, pero al final la recompensa paga con creces todos los esfuerzos”.

Eso sí, no se ve trabajando en una oficina… más bien en una pasarela. Sí señoritas, lo habían pensado y es verdad, Axel también es modelo. La agencia Sight, que representa a modelos tan destacados como Andrés Velencoso, Antonio Navas o Mark Vanderloo, está perfeccionando su técnica delante de la cámara fotográfica y a la vista está que Pons es un estudiante aplicado.Lo mismo le da con ropa que sin ella, él se defiende como encima de la dos ruedas.

Aficiones y profesiones extra que no le apartan de su objetivo. Axel se subió por primera vez a una moto con apenas dos años, a la de su padre, en el circuito de Pals. Con cinco años ya tenía su propia máquina, regalo de los Reyes Magos, que intuían que tenía madera de campeón. Sobra decir que su sueño desde pequeño era ser piloto; ahora sólo falta que la suerte corra a su lado.

Un sueño compartido además con su hermano Edgar, de 18 años, que actualmente corre en el Campeonato de España de Velocidad (CEV) obteniendo buenos resultados y pronto podría enfrentarse a su hermano en el asfalto. El propio Axel lo ve como un rival: “Por ahora soy más rápido yo. Él tiene sangre fría, sabe lo que tiene que hacer, es calculador y creo que llegará lejos”.

Antes de este duelo fraticida a todo gas, aún nos queda Axel Pons para muchos años, ahora sin “papá” al lado pero con la misma entrega. “A todos los que me critican les deseo felicidad”… y a nosotros nos la das posando así de sexy.